Lee y leerán!!!

 

Aunque el plan lector es incluido dentro de la currícula escolar, es difícil encontrar satisfacción en los alumnos al momento de leer, ya que no se les formó y cultivó el hábito de la lectura desde pequeños.

Muchas veces lo ven como castigo o leen solo por aprobar el área sin interiorizar en la lectura, y como ahora todo está en la web, buscan los resúmenes y análisis en línea y se limitan a copiar y pegar, cambiando datos. Es una realidad presente, decepcionante y frustrante.

Mi hija de 13 años le gusta leer, desde pequeña… y aunque continúa en esa línea veo que el ritmo bajó debido a factores propios de la edad e influencia de los medios; celular, amigas, internet, etc; aunque mantenemos un horario fijo para sus actividades de esparcimiento y ocio, después de culminar sus labores escolares y de casa.

Antes yo era una asidua lectora, ahora con un ritmo menor (casi inexistente) por múltiples razones (pretextos) porque considero que 15 ó 20 minutos diarios invertidos en lectura son más valiosos que 1 hora de siesta por la tarde. El horario y momento lo adecuamos según nuestra agenda y posibilidades. Así que, haciendo un firme propósito por mejorar, monitorear e iniciar a mi hija pequeña también en el imperecedero e invalorable hábito de la lectura, reiniciaré con las obras que le asignen a mi hija mayor (para empezar). Sé que algunas ya las habré leído, pero recordar es volver a vivir; de esta manera también podré cerciorarme y “evaluar” si es que las leyó, comprendió y logró el objetivo principal: Extraer lo positivo y reflexionar su enseñanza.

Así qué si quieres que tu hij@ lea con gusto hazle el hábito desde pequeño, léele cuentos e historias, cómprale lecturas divertidas y apropiadas a su edad, qué considere esta actividad como un entretenimiento y no una obligación escolar. Inícial@ en la lectura de diarios, periódicos y revistas, que se interese por la actualidad, crisis y progresos de su país y el mundo, que sepa que contestar frente a cualquier argumento, y opine críticamente sobre la realidad circundante. Si queremos adultos reflexivos, competitivos y destacados, formemos niños lectores, críticos e imaginativos.

Como madres es nuestra obligación formar personas de bien, capaces de desenvolverse y resolver problemas, con valores férreos y educación de calidad  y por qué no también, lectura.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: